Desde la Plataforma por la Atención Temprana celebramos el preacuerdo de gobierno

Desde la Plataforma por la Atención Temprana celebramos el preacuerdo de gobierno de dos fuerzas políticas que han apostado en sus programas electorales por mejorar el sistema de atención para los menores que se encuentran con barreras al desarrollo.
En el programa para las elecciones del 28 de Abril, el PSOE se comprometía a “reforzar el sistema público de Atención Temprana en niños y niñas en todo el territorio nacional desde una perspectiva sanitaria (…) pág. 71. Por su parte, tanto para las elecciones del 28A como las del 10N, Unidas Podemos recogía en su programa “desarrollar un verdadero sistema de Atención Temprana. Se reconocerá un derecho subjetivo a la atención temprana integral, universal, gratuita y pública, y se armonizarán las distintas regulaciones para hacerlo efectivo con independencia del lugar de residencia y del servicio responsable.” (medida 67)

En el preacuerdo se recoge que este Gobierno ha de situar a España como “referente en la protección de los derecho sociales en Europa”, incluyendo entre sus ejes de actuación:
(…) 2. Proteger los servicios públicos, especialmente la educación (…) la sanidad pública y la atención a la dependencia.
(…) 5. Aprobación de nuevos derechos que profundicen el reconocimiento de la dignidad de las personas (…) la salvaguarda de la diversidad (…).
(…) 9. También se fortalecerá el Estado de las autonomías para asegurar la prestación adecuada de los derechos y servicios de su competencia. Garantizaremos la igualdad entre todos los españoles.
Celebramos el texto del preacuerdo y consideramos que en su desarrollo deben figurar medidas concretas que garanticen los derechos subjetivos de cientos de miles de menores con discapacidad o en riesgo de desarrollarla, conforme a las Convenciones internacionales suscritas por España de derechos de la infancia y de las personas con discapacidad.
Se debe reconocer y desarrollar el derecho subjetivo a acceder precozmente a una atención al desarrollo universal, pública, gratuita y de calidad, que garantice el acceso en igualdad de condiciones para todos los menores del territorio nacional a las prestaciones terapéuticas propias de la atención temprana (fisioterapia, logopedia, psicoterapia, terapia ocupacional, etc.), incluyéndolas dentro de la cartera común del Sistema Nacional de Salud.
Se debe desarrollar el derecho a disfrutar dignamente y en condiciones de igualdad con respecto a sus compañeros del derecho fundamental a la educación. Esto implica garantizar los recursos materiales y personales de apoyo educativo, obligando por ley a las administraciones competentes a asegurar ratios de perfiles especializados que permitan una atención adecuada, tanto de docentes (maestros especializados en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje, orientadores, etc.) como de no docentes (técnicos especializados, fisioterapeutas, etc.). Se deberá, asimismo, ampliar el espectro de profesionales que deben desarrollar su función en el ámbito educativo (terapeutas ocupacionales, logopedas, etc.) para asegurar una atención integral y continuada durante toda la infancia que garantice la optimización de las oportunidades de desarrollo de este colectivo.